11 de mayo de 2017

MADRES DESPUÉS DE LOS 50


  Como ya saben todos los que siguen este blog, a pesar de que nació como apoyo y/o consulta para el alumnado de MÚSICA de Secundaria, también es cierto que en ocasiones me permito hacer algún comentario sobre temas de diversa índole, que me parece interesantes.Precisamente hoy, cuando "la noticia ya no es noticia" (los medios ya no se acuerdan) quiero hablar de un asunto que ha levantado y levanta mucha polémica en este país, y no es otro que la MATERNIDAD DESPUÉS DE LOS 50 AÑOS DE EDAD.
  En un país que presume de tener unas leyes muy avanzadas en lo referente a Derechos Humanos, llama la atención que se origine una tremenda polémica por el hecho de que una mujer, mayor de 50 años, desee ser madre y lo consiga.
  Los que niegan a la mujer esa posibilidad afirman cosas como...
  - Esa madre morirá cuando los hijos tengan una corta edad.
  - Se necesitan muchas energías para estar con un crío. No podrán correr, saltar, jugar...
  - La diferencia de "mentalidad" imposibilitará una relación sana, etc, etc.

  Por lo que se ve, quienes afirman esto no suelen ir a las puertas del colegio o a los parques, porque si lo hubieran hecho, se darían cuenta que, normalmente, unos señores y señoras mayores (LOS ABUELOS) se encargan  de los niños. También son ellos y ellas quienes se los llevan a sus casas hasta que los padres y madres pasan a recogerlos a la salida del trabajo.
  Por esa supuesta "falta de movilidad", ¿se podría,entonces, impedir a un minusválido, de la naturaleza que sea, ser padre o madre?. Absurdo, ¿verdad?
  En cuanto al hecho de que los hijos se queden huérfanos a muy corta edad, ¿quién nos garantiza que moriremos a una determinada edad?. Si seguimos esa "lógica" ¿tendríamos que impedir a una mujer, con riesgo a morir si se queda embarazada, la posibilidad de ser madre?
  Es curioso que , depende de quien se trate, una maternidad tardía se verá cuestionada o no, y ejemplos de esto tenemos unos cuantos en este país.
  Por último, en esta España tan "demócrata" en la que vivo, el ser madre después de los 50 se ve como una barbaridad, pero, sin embargo, la paternidad a esas edades no se cuestiona, al contrario, se ve como una auténtica hazaña a festejar.

  Me parece terrible que un deseo tan hermoso y personal como el de ser MADRE sea cuestionado por los demás. Si de algo estoy segura es que el amor es un ingrediente básico para el sano y feliz desarrollo de un niño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario